Queremos comenzar por entender el VALOR de la idea para los estudiantes de máster y también para profesores y exalumnos, los posibles mentores. ¿Qué puede hacer este programa de mentorías por nuestros usuarios? ¿Qué necesidades y pain points estamos atacando? Se trata, en otras palabras, de entender si el concepto que desarrollamos realmente genera un valor para ellos, si la propuesta es sólida.

patria

El primer paso tras analizar la implementación de la idea fue definir el propósito del prototipo. En esta instancia, decidimos que iríamos por dos caminos:

-Para evaluar (experience prototyping)

Queremos entender cómo nuestros usuarios (estudiantes, profesores y exalumnos) experimentan el futuro que nosotros sugerimos, es decir, el programa de mentorías. Para esto, necesitamos plantearnos las preguntas e hipótesis (de antemano) que queremos testear. Un punto importante: nos interesa mucho la respuesta emocional, por lo que es importante dejar que el usuario viva la experiencia.

-Para comunicar y presentar (imagine-like prototyping)

Queremos comunicar aspectos importantes de nuestro programa a dos públicos determinados: Alumni (Bárbara y la Junta) y a nuestra clase. Por eso, nos propusimos desarrollar un prototipo de presentación, una herramienta estratégica para presentar e inspirar (la audiencia es espectador, casi no tiene interacción con el prototipo).

Una vez definidos nuestros propósitos, comenzamos a pensar las preguntas. ¿Qué queremos aprender…

View original post 814 more words